Clínica San Juan de Dios | Densitometría Ósea
24694
page-template-default,page,page-id-24694,page-child,parent-pageid-22312,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,select-theme-ver-1.7,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

SERVICIO DE DENSITOMETRÍA ÓSEA


El día 3 de Octubre la Clínica San Juan de Dios inaugura el nuevo servicio de densitometría ósea único con software pediátrico en el país.

El servicio de densitometría ósea, permitirá a niños y adultos medir la densidad de sus huesos. Este estudio nos proporciona un diagnóstico puro de la descalcificación de los huesos. Ya que la densidad ósea cambia constantemente, sus minerales se forman y se mantienen por las hormonas y los alimentos que consumimos.

Nos basamos en estudios y tablas usadas por la OMS (Organización Mundial de la Salud).
El diagnóstico de osteoporosis y las comparaciones son hechos sobre valores de la densidad adecuada, como el Score Z, medición estándar entre la edad y sexo. Score T medición estándar entre cierto rango de edad.

Nuestro servicio de densitometría ósea es recomendable especialmente para los niños y adultos que tienen malformaciones congénitas, pacientes con fracturas, con problemas óseos estructurales, así como también es recomendable para las madres en etapa de menopausia ya que no producen la misma cantidad de hormonas y son más propensas a la descompensación ósea.

Es recomendable que los niños a partir de los 4 años puedan realizar el estudio, para los adultos si no han mostrado ningún tipo de fractura lo recomendable es que el estudio se realice a partir de los 50 años.

Para prevenir la descalcificación de los huesos tanto de niños y adultos, se recomienda una adecuada alimentación, alimentos que contengan calcio. Evitar comer espinaca, frutos secos, perejil, uva, chocolate negro, entre otros. También realizar ejercicios de forma continua y evitar la vida sedentaria.

Con nuestro nuevo servicio de densitometría ósea, se descarta enfermedades como la osteopenia y osteoporosis, además de las secuelas que puedan llegar a tener después de un tratamiento de fractura.