Clínica San Juan de Dios | Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
La Clínica San Juan de Dios es una Red Integral Privada de Servicios de Salud a Nivel Nacional, con el propósito de brindarle Atención de Salud con Excelencia, respaldados por los valores de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (Hospitalidad, Calidad, Respeto, Espiritualidad). Misión Somos una Institución de Salud sin fines de lucro que responde a las necesidades de salud de nuestro País, en concordancia con los principios y valores de San Juan de Dios. Visión Constituirnos como una Institución de Salud altamente competitiva, gestionada con criterios de excelencia y modernidad, articulada a las redes de salud públicas y privadas, manteniendo y promoviendo los valores de San Juan de Dios.
cirugía, hemorroides, campañas,
23317
post-template-default,single,single-post,postid-23317,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

“No es NO”

“Me retrato a mí misma porque paso mucho tiempo sola y porque soy el motivo que mejor conozco” decía Frida Kahlo cuando empezó a identificar las culturas de agresiones contra el cuerpo y vida en la naturaleza femenina.

El día de hoy se conmemora una fecha especial de reflexión y lucha para combatir la violencia en las mujeres y niñas. Desde la clínica San Juan de Dios – Lima sostenemos que la violencia en cualquiera de sus manifestaciones es una acción nefasta para aquellos que la realizan y, peor aún, para quien la padece.

La doctora Silvia Santisteban Castillo, Psicóloga Clínica y especialista en Neuropsicología explica que “Las estadísticas en violencia pueden revertirse en tanto las mujeres agredidas (física y psicológica) no callen, no toleren y no consientan a sus agresores. Denuncien.”

¿Aún siguen vigentes los estereotipos y mitos de violencia contra las mujeres?

Aún existen esos mitos, por ejemplo, por un tema de esquemas a la mujer se le enseña que son las encargadas del cuidado de los hijos y del hogar, que nuestros sentimientos, emociones y sensaciones nos hacen más vulnerables; el machismo aún es predominante en nuestra sociedad.

Las mujeres violentadas (física y psicológica) por lo general no denuncian a sus agresores por temor a represalias ¿esto ocurre por consecuencia de algún antecedente de violencia en su entorno?

No solo eso, hablamos de una baja autoestima y, efectivamente, de antecedentes de violencia que no permiten denunciar estos actos violentos. Ellas deben entender que No deben callar, No deben tolerar y No deben consentir a sus agresores, al contrario, denúncienlos.

A raíz de las recientes manifestaciones como la marcha Ni una Menos, muchas mujeres han denunciado a sus agresores, sin embargo, algunas aún prefieren mantenerse al margen por temor a ser violentadas. ¿Qué acciones deberían realizarse para lograr ser escuchadas?

Deben aprender a respetarse y valorarse. Las marchas que se dan actualmente es una forma clara de empoderar la actitud de las mujeres violentadas y demostrar que tenemos voz y voto. Con estas manifestaciones iniciamos el cambio, un cambio social, cultural y psicológico que finalmente se va a replicar en muchas generaciones posteriormente.

¿Qué se necesitaría para lograr empoderar sus actitudes?

Que sean conscientes que el respeto es un derecho natural y saludable para su salud integral y emocional. El número de casos de mujeres maltratadas es alarmante, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) el 68,2% de las mujeres han sufrido violencia física, sexual o psicológica sólo hasta el año 2016. El tema es empoderarlas, no victimizarlas, porque ellas pueden y tienen que salir adelante, además, empoderarlas implica que logren denunciar a sus agresores.

Sin comentarios

Publicar un comentario